Saltar al contenido

El debate que viene por la innovación educativa

El debate que viene por la innovación educativa

La innovación educativa

La educación y el sistema educativo no es lo mismo

La educación, como otras actividades públicas, siempre ha estado en tensión por la intervención de los mas diversos intereses. Las corporaciones definen con sus manuales, que y como se debe enseñar y su posición dominante se ha se ha fortalecido con su evaluación global de nivel educativo.

También paulatinamente, se infiltra la formación por competencias. Este escuela nace en los años 70, como base educativa del neoliberalismo, con el objetivo de facilitar la flexibilización laboral.  Promueve enseñar conocimientos basados en perfiles laborales y profesionales enfocados a la empleabilidad. Esto se da en un mercado con una intensa mutabilidad e inestabilidad laboral.

A pesar de la evolución del conocimiento y de la didáctica, el sistema educativo no ha logrado dejar de lado su esencia inicial. El adn prusiano, su organización fordista y el control de calidad que clasifica y etiqueta a sus alumnos. La propuesta dominante hoy, como nafta al incendio, es aumentar las horas de los alumnos dentro de este sistema.

El desafío

En este contexto, la herramienta que tienen las personas para liberarse y modificar su destino es la educación basada en la ciencia. Explicada para su comprensión y reproducción, que constituye la base esencial para el desarrollo del pensamiento crítico.

El hombre trasciende a las demandas laborales de turno. Es por ello, que la educación debe estar focalizada a la formación de un sujeto de pleno derecho. Con capacidad de desarrollo autónomo, decidiendo su rol en el mundo del trabajo y transformar su entorno.

La incorporación de la tecnología a lo cotidiano ha modificado la forma en que interactuamos con la información y la manera de como construimos conocimiento. Hoy deja de ser sustancial construirlo desde la abstracción. La tecnología nos permite comprender dentro del mundo de lo concreto y construir el todo experimentando, lo que puede hacer del aprendizaje una actividad más atractiva y comprensible.

Además podemos empezar a explorar la accesibilidad plena. La construcción de las habilidades en el sujeto dependen de la manera en que se diseñan los  trayectos didácticos. Nuevas herramientas tecnológicas podrían permitir derribar las barreras culturales, sociales, psicológicas y territoriales.

Estoy convencido que se necesita una profunda revisión de los modelos pedagógicos para integrar estos trayectos dentro de un estándar. La formación debe contener a la amplitud pero también a la diversidad.

Javier Ona

Close