Saltar al contenido

El Grafeno

El Grafeno

El grafeno, sus características, producción y aplicaciones

El grafeno es una lámina de carbono puro con una disposición hexagonal y un sólo átomo de grosor.
Una lámina de un metro cuadrado pesa 0,7 miligramos pero es 200 veces mas resistente que el acero, además es flexible. A su vez tiene propiedades de superconductor e incluso almacena energía
El grafeno se conoce desde 1930, pero era considerado muy inestable y se abandonó su investigación y desarrollo.
En 2004, los científicos rusos Novoselov y Geim consiguieron aislarlo a temperatura ambiente y obtuvieron el Premio Nobel en 2010.

Las ventajas de su aplicación genera un salto tecnológico en varios campos. La transmisión de datos puede aumentar su capacidad y velocidad en cientos de veces en relación a la fibra óptica. Se pueden construir super baterías,  sensores con una sensibilidad 1000 superior para su aplicación en diversos campos como en óptica, bio medicina y electrónica

Uno de los problemas del grafeno era desarrollar un proceso de fabricación en escala sostenible. Actualmente el proceso se realiza mediante la deposición química de vapor sobre una fina capa de cobre. La dificultad aparece cuando hay que separar el material de su sustrato metálico. Se hace con métodos mecánicos o disolviendo el metal con métodos químicos contaminantes

En la Universidad de Illinois han descubierto una manera mucho más limpia y eficiente de separar el grafeno de su sustrato. Se trata de usar agua carbonatada CO2 en una disolución de electrolito. La nueva técnica no solo es más rápida, sino que no estropea el sustrato, por lo que este puede ser reutilizado para seguir fabricando grafeno

 

 

 

 

Close