Saltar al contenido

El magnetismo en materiales sólidos

El magnetismo en materiales sólidos

El magnetismo de los sólidos y la superconductividad

Un sólido está constituido por una red de iones y un gas de electrones de valencia.
La estructura interna de estos iones y las propiedades cuánticas de los electrones de valencia,  dan lugar a una variedad de propiedades y fenómenos. Entre ellas se encuentran el magnetismo de los sólidos y la superconductividad.
El magnetismo en los sólidos depende de los momentos angulares y de spín de los electrones. La interacción de esos momentos con un campo magnético externo tiene como resultado  diversas formas de ordenación magnética. Estos momentos magnéticos no se sitúan al azar, si no a lo largo de direcciones específicas. En la mayoría de los casos, el orden magnético se manifiestan como una imanaciones del sólido.
La superconductividad es  la capacidad de determinados sólidos de conducir la electricidad sin pérdidas energéticas.  Se conocen dos clases principales de superconductores: los metálicos y los cerámicos. En los metálicos la superconductividad se da a temperaturas por debajo de los 30 K, y en los cerámicos por encima de los 100 K.
En los superconductores convencionales la superconductividad se entiende en términos de la interacción entre los electrones de valencia y los fonones. Estas interacciones  generan nuevas formas de organización de los estados electrónicos y con ello de las propiedades del sólido. En los superconductores de temperatura crítica alta el origen de la superconductividad todavía es un problema abierto.

 

 

 

Close